lunes, 13 de agosto de 2012

La Asunción


Dios todo poderoso y eterno
que hiciste subir al cielo en cuerpo y alma
a la inmaculada Virgen María, Madre de tu Hijo,
concédenos vivir en este mundo
sin perder de vista los bienes del cielo
y con la esperanza de disfrutar eternamente de su gloria
Por Jesucristo nuestro Señor
Amén.